Machina, una visión futurista de la moda

La moda es como una segunda piel, como una extensión del yo. ¿Hasta dónde puede llegar el cuerpo humano?

En Eterna Recurrencia tuvimos el privilegio de charlar con Linda Franco, una de las fundadoras de Machina, un emprendimiento novedoso en cuanto a que busca lograr articular la indumentaria con la tecnología. En otras palabras, busca innovar en la moda al agregar a las prendas elementos tecnológicos que sean funcionales para el diario vivir de los usuarios.

 

Linda cuenta que todo este propósito surgió hace 8 años como un proyecto de tesis de la universidad que estaba desarrollando junto a su socio. Al empezar la tesis, Linda y su socio entendieron que la moda presentaba un vacío en cuanto a invención, los cortes de la indumentaria han permanecido iguales desde hace muchos años y las siluetas no han cambiado de manera significativa. Un gran ejemplo que utilizó Linda Franco para ilustrar este problema fue el de los jeans. Desde su creación los jeans se han mantenido en el tiempo sin sufrir mayor alteración: han conservado su corte y forma original. Es por esto que Machina decidió implementar en sus diseños algo en lo que constantemente se está innovando, la tecnología.

 

Si vieron la película Back to The Future (1989) será fácil recordar que el vestuario de las personas que habitan en el 2015 es muy tecnológico y este les es útil para sus diversas actividades futuristas. Esto mismo es lo que Machina busca en sus productos, ofrecer prendas además de estéticamente apetecibles, funcionales y que sean asequibles para varios. Y de manera esperanzada, Machina busca formar una nueva era para la moda, en la cual existan posibilidades de innovación y relación con la tecnología. Las ropas de Machina tienen insertados unos pequeños dispositivos llamados OBE Technology, los cuales consisten de cinco controladores y sensores portátiles diseñados para ser integrados en ropa y telas.

 

La estética de Machina es bastante definida: tienen overoles, windbreakers, camisetas, chaquetas y accesorios y, además, su paleta de colores es versátil; cabe agregar que la estética que manejan es bastante futurista y no se conforman con algo contemporáneo. Linda cuenta que el proceso para definir su estética no resultó ser sencillo, y que, tras prueba y error, por fin dieron con algo que estaba acorde con los valores de su marca. Los elementos insignia de Machina son las prendas que cubren el torso, es decir, aquellas que envuelven brazos, pecho y espalda. Estas son las partes del cuerpo donde mejor se puede poner la tecnología OBE ya que el usuario podrá tener un fácil alcance a los dispositivos y no se sentirá incómodo. Adicionalmente el M.Bot es fácil de usar, con un simple toque, este puede activarse como botón de pánico y así mismo controlar música, luces, responder llamadas telefónicas, notificaciones inteligentes e incluso usarlo como un botón autofoto.

Al enterarnos de todas estas funcionalidades, quisimos saber si en alguna ocasión Machina había considerado en hacer ropa para militares o espías. Cabe agregar que la estética de Machina está cargada de elementos asociados a lo militar como los camuflados. Pero Linda nos comentó que el objetivo de Machina es enfocarse en el estilo de vida y satisfacer las necesidades personales de los individuos. Además, desean fabricar ropa divertida y generar una comunidad alrededor de la marca.

Al comenzar formalmente con la empresa, Linda notó los retos que esta requería para crecer. Las empresas de tecnología naturalmente necesitan inversionistas que vengan de países donde esta sea un gran fuerte, como lo es actualmente Estados Unidos, por ejemplo. Muchos de estos potenciales inversionistas americanos, no veían con buenos ojos el emprendimiento de un par de mexicanos en ese sector, especialmente porque muchos sospechaban de una empresa emergente de tecnología mexicana. Muchos de los países en vías de desarrollo basan su economía en el sector primario, es decir, agricultura y minería, mientras que el sector terciario aporta muy poco al PIB de estos respectivos países. Es por esta razón, y por demás estereotipos que existen hacia los países latinoamericanos, que varios negociantes extranjeros les daban la espalda. Linda nos mencionó que esto con el tiempo ha ido cambiando, de hecho, en los años recientes empresas de tecnología americanas han reclutado a muchos ingenieros de sistemas y developers mexicanos. También el que inventó la industria de los drones fue un mexicano llamado Jordi, y esto le ha abierto muchas puertas a las personas mexicanas y latinoamericanas que desean hacerse un espacio en esta industria. Pero a pesar de este gran progreso, todavía hay inversores que desean invertir en su mismo país puesto que ansían saber qué está pasando con su dinero; y es por esto que Machina decidió instalarse en California, para poder tener más facilidad al interactuar con sus financiadores.

Sterlac, Artista Performance con su tercera oreja

Aparte de contribuir una versión futurista de la moda, podría decirse que Machina es una propuesta que presenta la moda literalmente como una extensión de la persona. Elementos electrónicos son incorporados en el cuerpo de los usuarios, lo que recuerda al discurso del artista performer Stelarc. Stelarc sugiere que el cuerpo humano es obsoleto y que la tecnología llegará a potencializar los alcances del cuerpo, es decir, mejorará su funcionamiento (sentidos, reacciones, etc.). Este artista es mundialmente conocido por haber insertado una oreja robótica en su brazo derecho, con esta espera generar estímulos en su cuerpo y eventualmente desarrollar el sentido del oído. La tecnología en la moda, o el wearable technology, es una industria ascendente que cada vez más le ofrecerá nuevas opciones al usuario, que le permitirán mejorar sus actividades e inclusive eliminar las inconveniencias del cuerpo humano (el ejemplo del botón de pánico). Este es el acercamiento más ilustrativo de la moda como una segunda piel.

 

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Vanessa Rosales
ESCRITORA. CONSULTORA. CULTURA, ESTILO, HISTORIA Y TEORÍA DE MODA​

Vanessa Rosales | Desarrollado por: Binach