La voz femenina es un símbolo en las estructuras de poder. Un signo de lo que estamos transformando, de construcciones que todavía persisten. ¿Cómo se percibe la voz femenina?

la voz femenina es un símbolo en las estructuras de poder. un signo de lo que estamos transformando, de construcciones que todavía persisten. ¿cómo se percibe la voz femenina?

La académica Mary Beard lo articula de modo preciso: desde el mundo antiguo, “ser varonil” implicaba no solamente ejercer la voz en el discurso público sino también silenciar de manera deliberada la voz femenina.
Así se tejieron unas estructuras que no han estado hechas para que se normalice la voz de las mujeres en los teatros visibles.
Esa acumulación es la que explica que la voz femenina, aún hoy, se perciba como intrusa en esferas que han sido predominantemente masculinas. Los dominios políticos, los ámbitos corporativos, el debate público, los terrenos académicos, el periodismo, sí.
Pero también, de manera más figurativa, sigue incomodando la voz femenina en sí.

Y eso está acompañado con la falta de escucha que se siembra, por ejemplo, en las actitudes masculinas. Que explica cómo se lee la voz femenina cuando se expresa de ciertos modos. Que no se oiga lo que una mujer dice en una habitación donde hay mayoría de hombres. Que las misoginias interiorizadas tanto de hombres como mujeres genera ciertas lecturas de lo que dice una mujer.

La que yo he creado, personalmente, es una voz femenina híbrida que acumula códigos del pensamiento histórico, teórico y filosófico, que ha usado la historia del vestir, el estilo y la vestimenta como vehículos para analizar codificaciones culturales de lo masculino y lo femenino; que ha usado la imagen, lo digital y el periodismo como medio; que invita al cuestionamiento y no a la reacción incendiaria; que ejerce el pensamiento donde se aboga por la contrariedad y la navegación de temas por fuera de las dicotomías y los binarios; que a través de todo ello, busca libertad e igualdad.
No siempre es oída. No siempre es popular y no siempre es agradable por su hibridez. No siempre es considerada porque es mixta y no cree en las categorías rígidas. Pero la he forjado con esfuerzo, consciencia y necesidad de sustanciarla más y siempre.
La alzo a mi manera porque la voz femenina, simbólica y realmente, nos llama a oírla y reconocerla.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Vanessa Rosales
ESCRITORA. CONSULTORA. CULTURA, ESTILO, HISTORIA Y TEORÍA DE MODA​

Vanessa Rosales | Desarrollado por: Binach