La precisión armónica de la música y la ciencia

El Cartagena XIII Festival Internacional de Música nos demostrará la estrecha relación entre estas dos disciplinas.

Munchener Kammerorchester, Clemens Schuldt (director) y Rudolf Buchbinder (piano) en el primer concierto inaugural del Cartagena Music Festival el 5 de enero del 2018

 

Detrás de la escala temperada, conocido como el sistema de afinación más utilizado en la música occidental y el cual muchos recordamos como la clásica escala de Do – Re – Mi – Fa – Sol – La – Si , existe una precisión matemática que ya en la antigüedad Pitágoras logró intuir y a partir de la cual definió al número como elemento clave en la consonancia de diferentes sonidos y en la armonía de las esferas celestes.  

Esta relación histórica entre la música y la ciencia es el gran hilo conductor que guía Armonía Celeste: el número, el sonido, la música para la decimotercera edición de Cartagena Festival Internacional de Música. Desde el 4 hasta el 13 de enero, quienes visiten la ciudad podrán disfrutar de la sinergia creada a partir de ciencias como la biología, la física, la química y la astronomía y su interpretación en diferentes piezas musicales protagonizadas por artistas nacionales e internacionales.

Uno de los músicos que más recuerda esta edición del festival es Johann Sebastian Bach. Su obra, marcada por el gran aporte a la técnica del contrapunto y continuas transformaciones, actúa como inspiración y paralelamente recuerda el mismo orden armónico y preciso del cosmos. La programación correspondiente a Bach: entre el arte y la ciencia regala al público una selección de sus composiciones y exploraciones musicales interpretadas por músicos como Angela Hewitt, Quarteto di Cremona, Víkingur Ólafsson, Daniel Kharitonov y Ramin Bahrami.

Cortesía de Cartagena XIII Festival Internacional de Música

 

Entre las creaciones de Bach, el músico supo también dotar de melodía su propio apellido. Dado que las notas de la escala temperante en Alemania son representadas por letras, Bach concedió a cada letra de su apellido la nota correspondiente. Esta es una anécdota que recuerda cómo el lenguaje musical, si bien puede parecer abstracto, es también susceptible a transformarse o fundirse con otras expresiones. Tal es el caso de Fly me to the moon del artista Pedro Ruíz, una pieza que hace parte del proyecto ORO (propuesta que desde la iconografía explora la cultura y naturaleza de Colombia) y que ahora se presenta como la imagen del Cartagena XIII Festival Internacional de Música.

Además de la condición inspiradora y mutable del lenguaje musical, son también varios los esfuerzos por llevar el festival a diferentes públicos. 7 escenarios presentan en Cartagena más de 20 conciertos cuyos precios varían, desde ser totalmente gratuitos (algunos con boletas que pueden ser reclamadas en los puntos establecidos por el festival y otros totalmente abiertos al público) hasta un valor de máximo $ 455,000 pesos.

Por otro lado, este año los asistentes podrán disfrutar un acercamiento a la música diferente a los conciertos. Para estudiantes o interesados en el contenido académico, el festival organizó eventos como las Conversaciones Musicales con invitados como el musicólogo Giovanni Bietti y el matemático Pablo Amster y la organización de programas educativos que ofrece actividades como clases magistrales, programa de becarios en producción, foros y talleres sobre la preservación y exposición de instrumentos musicales italianos, de cuerdas y de vientos. Además, cuenta con la presentación de los seleccionados para la iniciativa Jóvenes Talentos y la Orquesta Sinfónica de Cartagena.

Finalmente, del 10 al 12 de enero, el Centro de Convenciones Cartagena de Indias abrirá las puertas al Centro de experiencias: música y tecnología, un espacio con el que se pretende acercar y difundir diferentes aspectos sobre los conocimientos de ciencia y música al público. La propuesta de realidad virtual de la Philharmonia Orchestra, Youtube, talleres de producción liderados por la Universidad Javeriana, Universidad de los Andes y Universidad Nacional de Colombia y diferentes actividades en la sala multipropósito hacen parte de este encuentro con los asistentes.

El Cartagena XIII Festival Internacional de Música da inicio y los invitamos a disfrutar de los diferentes espacios que convergen en la ciudad para entender la música no sólo como parte de nuestra existencia, sino como una fuerza en armonía con el cosmos, recordando que la precisión de la música y la ciencia no limita la creación, sino que abre la puerta nuevos mundos y experiencias.

Para vivir el día a día del festival no olviden seguirnos en Instagram @eternarecurrencia y @vanessarosales. Vanessa Rosales, directora de Eterna Recurrencia, estará transmitiendo todos los detalles.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Vanessa Rosales
ESCRITORA. CONSULTORA. CULTURA, ESTILO, HISTORIA Y TEORÍA DE MODA​

Vanessa Rosales | Desarrollado por: Binach