Marche et démarche: la historia de la humanidad a través de los zapatos

En una metrópolis fundada en la Europa continental, está una ciudad que ha sido testigo del pasar del tiempo y de los hombres. En esta urbe, el intercambio cultural, el comercio y sus estructuras sociales fueron los que la establecieron como una de las capitales de la moda. En ella, se encuentra una institución que posee una de las colecciones más importantes de moda y que cada cierto tiempo exhibe piezas de indumentaria que son curadas alrededor de un tema seleccionado. Para esta exhibición, el Museo de Artes Decorativas de París, decidió concentrarse en la cronología de los zapatos, y cómo estos han acompañado a diferentes culturas a lo largo de la historia, hasta el contexto presente de interconexión global. 

Marche et démarche: la historia de la humanidad a través de los zapatos
Marche et démarche: la historia de la humanidad a través de los zapatos

El MAD, que sus siglas en francés quiere decir Museé des Arts Decoratifs, se encuentra en un ala del magnificente Palais Royal. Al entrar, se puede presenciar un hall con techos amplios que conduce a la salida de los jardines de las Tullerías. Y el otro corredor lleva a unas grandes escaleras que guían al visitante hacia otras galerías. El camino a la exposición, estaba señalado por unas huellas de zapatos plateadas a escala humana, estas guiaban a los visitantes hacia el ascensor. Una vez las puertas del elevador se abrían en el segundo piso, lo primero que el visitante podrá apreciar es una gran escultura del famoso Zapato Arcoiris (1938) de Salvatore Ferragamo. Esta escultura estaba acompañada por el título de la exhibición Marche et Demarche: une histore de la chaussure

 

A partir de aquí el recorrido empezaba con un breve párrafo introductorio, donde se mencionaba que en la actualidad existen diferentes tipos de zapatos, aunque estos en principio tienen el propósito de proteger el pie humano, en realidad muchos no están fabricados para caminar sino para ser contemplados. Partiendo de esta premisa se desarrolló esta exposición, y aquí, aunque sí se exhibieron zapatos que cumplían un propósito específico como el de caminar, correr o bailar; la gran mayoría de los zapatos que se encontraban en las vitrinas tenían objetivos religiosos, estéticos, de ornamentación u ostentación. 

 

Luego de leer esta información, el visitante se adentra a un espacio que presenta algunos de los primeros zapatos de las diferentes culturas de la historia de la humanidad. Sobretodo en este espacio los zapatos para bebés tuvieron un gran protagonismo. Al otro lado de esta vitrina, se exhiben unos zapatos del siglo XV, XVII , de 1750-1770 y de 1880-1889. Luego de recorrer este pequeño salón, el recorrido guiaba a otra sala donde los zapatos que se utilizaban para ejercer la práctica del foot binding se encontraban. Esta costumbre comúnmente asociada a la China Imperial, consistía en someter a jóvenes mujeres a un proceso largo y doloroso, donde les rompían las falanges de los pies. Seguido de esto, los pies eran vendados para evitar que crecieran y para darles la forma de una flor de loto, de ahí su nombre. En ese entonces era apetecible que una mujer tuviera los pies muy pequeños y que tanto sus movimientos, como sus pasos fueran mínimos. 

 

En esta sala, la exhibición evidencia que el ejercicio del Foot Binding no sólo ocurría en China. También  fue implementado en Occidente, más específicamente en en la Francia del siglo XVI, XVII y XVIII. Aquí las mujeres también eran subyugadas a este método, sin embargo sus pies no llegaban a ser igual de diminutos a los de las chinas. Esta sala adicionalmente presentaba una escala donde se comparaba el tamaño de un pie normal contra el tamaño de un pie de loto. Sobre esta, se encontraban los zapatos occidentales y orientales y se ilustraban los tamaños del pie femenino en en consideración a las edades. La decisión por parte de la curadora de hacer visible esta confrontación, es sin duda para generar un impacto emocional ante el espectador. Es debido a esto que antes de entrar a la estancia hay un letrero que advierte que el contenido que yace ahí puede vulnerar la susceptibilidad de ciertas personas. 

 

Luego de atravesar todas estas galerías, el camino de la exposición lleva a un espacio amplio donde varios zapatos de distintas épocas se encuentran posicionados sobre una estructura de madera de bamboo que simula un oleaje. Esta estructura se encuentra resguardada en una caja rectangular de cristal, todos los zapatos que están acá poseen diferentes funciones, no todos están fabricados para caminar, pero la coherencia de estos está en su cronología. Es decir, están ordenados por período histórico y presentan un eclecticismo cultural. 

 

Después de transitar esta primera parte, el visitante llegará a un hall pensado exclusivamente para que los espectadores puedan interactuar y caminar con zapatos de múltiples plataformas, hormas y tacones. Inclusive estos zapatos de hiperbólicas alturas estaban ubicados dentro de un sistema de seguridad para evitar accidentes entre los visitantes. Es decir, quienes se aventuraran a caminar en estos zapatos tenían la posibilidad de escoger entre dos pistas y cada una contenía de seis a siete pares de zapatos. Los zapatos estaban amarrados a unas cuerdas para evitar que los valientes visitantes se enredaran mientras daban sus pasos y además en las pistas estaban instaladas unas barandas para que las personas no perdieran el equilibrio. 

 

Denis Bruna, la curadora de esta excepcional exhibición fue muy asertiva al decidir instaurar esta parte interactiva. Muchas veces cuando vamos a un museo, estamos limitados a sólo usar nuestros sentidos de la vista y el oído, es rara la ocasión que se le da la oportunidad a los visitantes de tocar una pieza y poder experimentarla a través del tacto. Darle la oportunidad a las personas de subirse en estas plataformas ayuda a que logren dimensionar lo limitante que es caminar con estos zapatos, adicionalmente pienso que puede incentivarlas a cuestionar el significado de estos y por qué estas prácticas de calzado han sido sobre todo impuestas hacia las mujeres. 

 

Al finalizar este ejercicio de caminar sobre abismales alturas. Como visitante sentí que el recorrido había terminado, sin embargo al atravesar la salida de esta ala del edificio, me di cuenta que aún faltaba la mitad del recorrido. Cosa que me hizo sentir muy emocionada e intrigada, ya que no me podía imaginar qué otros zapatos se podrían encontrar del otro lado. 

 

La segunda parte de la exhibición era un espacio oscuro donde se estaban mostrando zapatos que hacían referencia a la literatura, la mitología y el cine. Sobre cada uno de estos zapatos, había una imagen que ilustraba su contexto. Por ejemplo, llamaron la atención los zapatos de Cenicienta, que fielmente se aferraron a la descripción del cuento. Sobre ellos había una imagen donde la Cenicienta se estaba midiendo la zapatilla que determinaría su futuro. Detrás de ella se encuentran sus hermanastras, quienes observaban ansiosamente el veredicto.  Aquí también se encontraban unos tenis adidas plateados que a sus costados tenían unas alas de angel. Esta era una clara referencia a Hermes, el mensajero y heraldo de los dioses griegos. Estando en esta exposición no pude parar de pensar en el libro de Summer Brennan High Hill (2019). Según la periodista, desde que somos niños nos enseñan que los zapatos son objetos mágicos que nos pueden liberar y hasta nos pueden otorgar poder. Una jóven puede resolver sus problemas con unas zapatillas de cristal y hasta un gato se puede convertir en el Primer Ministro de una comarca. 

 

A continuación había una sala que proyectaba cortometrajes de diversos zapatos icónicos del cine y de la historia. Uno de los videos que más llamó mi atención fue el de una niña china que su madre la había forzado a pasar por el procedimiento del vendaje de pies. En el video es posible hacerse una idea de lo doloroso que resulta el ritual y sobretodo lo complejo que era para estas mujeres recuperarse de este y volver a caminar con sus nuevos pies. Los zapatos de loto eran unas prendas necesarias en la vida social de estas mujeres, y lo que más tocó mis fibras, fue que a esta niña no la dejaban quejarse del dolor. Su madre inclusive le comenta que para ser bella el sufrimiento es inevitable. Finalmente, las últimas salas estaban consagradas a los zapatos icónicos que diferentes diseñadores de las cuatro capitales de la moda habían fabricado.

 

La intención de Denis Bruna, es contar la experiencia en torno a los zapatos y cómo estos han definido a la humanidad y permitido el desplazamiento y la ejecución de diversas actividades. No se podía pasar por alto la idea secundaria de los zapatos y la feminidad. Este diálogo no se pudo ignorar una vez que los zapatos de loto, las abrumadoras plataformas y los tacones de alturas inalcanzables fueron mencionados en diversas salas. El diálogo adicionalmente invitó a los espectadores a experimentarlos en carne propia, y ponerse en los zapatos de las mujeres a lo largo de la historia. 

 

Summer Brunnan ha reiterado que los zapatos de loto como los tacones son en esencia lo mismo a pesar de que son mencionados de manera contrastante. Como la niña del video, las mujeres deben esperar sufrir, pero el dolor no debe ser expresado. En el momento en que una mujer se queje de su sufrimiento, según Summer Brunnan, es un indicador de que esta no es capaz de soportar y sobrellevar su vida. Es como el cuento de la princesa y la arveja pero a modo contrario, una dama de calidad no deberá sentir el dolor que se le impone para que así pueda ser considerada femenina y bella. 

 

Marche et démarche: la historia de la humanidad a través de los zapatos

Marche et démarche: la historia de la humanidad a través de los zapatos

78f2c2e1d5b2473e95bfcd8b572311cc

Marche et démarche: la historia de la humanidad a través de los zapatos

Marche et démarche: la historia de la humanidad a través de los zapatos

Marche et démarche: la historia de la humanidad a través de los zapatos

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Vanessa Rosales
ESCRITORA. CONSULTORA. CULTURA, ESTILO, HISTORIA Y TEORÍA DE MODA​

Vanessa Rosales | Desarrollado por: Binach