En el libro “Mujeres Maravilla: Sexo, Poder y la búsqueda de la perfección”…

en el libro “mujeres maravilla: sexo, poder y la búsqueda de la perfección”…

En el libro “Mujeres Maravilla: Sexo, Poder y la búsqueda de la perfección” – libro que leí en 2014 – Deborah Spar explica algo que me caló profundamente desde entonces:
al convencer a las mujeres de que podían hacerlo todo, las olas de liberación femenina sembraron también una noción problemática; -que al poder hacerlo todo, las mujeres “debíamos” hacerlo todo bien.

La ampliación de las posibilidades y libertades sembró también un tipo de perfeccionismo que no siempre ha permitido confianza en sí. Más categorías de posibilidad – más presiones de perfección.

Se instaló también una idea de que poderío era abarcar todos los ámbitos exitosamente, sin tener consciencia, del todo, de que las conquistas, recientes en ciertas áreas, seguían suponiendo estructuras que todavía no se habían movido acordemente. De allí que la ecuación entre familia/trabajo siga siendo distinta en la experiencia femenina y la masculina.

De ese perfeccionismo es un poco esta reflexión.
Pero también, sobre esa noción, expuesta en otros textos, de la dimensión que tiene el objetivo de agradar en la experiencia femenina.
Entendiendo “agradar” como ese requisito que implica disminuirse, ir en contra de nuestros elementos significativos, forjarnos de acuerdo a expectativas o perspectivas que vienen de nuestro fuero exterior.

Sin embargo, también una idea adicional. Y es esa necesaria intención de no forjar identidades cimentadas en el concepto de agradar, sí, pero también cuestionar conscientemente de que nuestra rebeldía, nuestra resistencia a agradar como obligación, no asuma violencias con formas patriarcales. Ha sucedido, históricamente y de manera comprensible, que al resistirnos a algo podamos caer en una reacción que preste formas similares contra las cual se quiere responder.
No ser agradable como un conducto de identidades femeninas más centradas en la auto-percepción. Reflexión consciente de que las resistencias no incurran en formas cuya violencia reitera fórmulas patriarcales y dañinas. La consciencia de esos hilos.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Vanessa Rosales
ESCRITORA. CONSULTORA. CULTURA, ESTILO, HISTORIA Y TEORÍA DE MODA​

Vanessa Rosales | Desarrollado por: Binach