Un hombre global

by

Bajo el marco del evento de moda más importante de la capital colombiana, llegó Bcapital 2018 con una propuesta para el público dando reconocimiento no solo a la zona histórica de Bogotá, sino al teatro como plataforma ideal para la muestra de talento de diseñadores y marcas colombianas. No obstante, los organizadores de BCapital dejaron un sin sabor en cuanto al aprovechamiento del escenario, toda vez que no potencializaron el ideal de un teatro. Los desfiles 5×5, analizados desde la propuesta de ropa masculina, fueron limitados en la muestra de escena en donde la idea era la misma para todos.

 

Una de las marcas que hizo parte de esta pasarela fue de moda masculina: Le Petite Mort Menswear, una marca de origen paisa creada en el 2014. Su página web habla de cómo su propuesta es creada y diseñada para vestir al hombre global con actitud joven que busca reflejar su individualidad expresándose para sí mismo como un individuo seguro y libre. Sus diseños de la colección Primavera Verano 2019, que fueron mostrados en BCapital, reflejan una propuesta de concepto melancólico, materializado en las prendas de colores oscuros, junto con un maquillaje sutil con el que arreglaron a sus modelos, contrastando con baladas al son de la guitarra que ambientaba el desfile en la penumbra.

 

Al combinar el concepto del traje con telas de colores tierra, rosados y negros, los nuevos cortes en los sacos y la reinvención del uso de los botones que tradicionalmente se utilizan para cerrar el saco, dan a conocer una nueva propuesta de vestimenta para el hombre colombiano. Con trajes alternativos, que pueden usarse de manera formal con un saco, o con un suéter tejido de estilo informal, para no perder el toque del buen vestir en el diario vivir fuera de la oficina, su propuesta revela de una manera diferente como hombres de distintos moldes pueden vestirse bien.

 

También es de resaltar la variedad de modelos, de piel clara y oscura, de cuerpos delgados y musculosos que se pasearon por las pasarelas de este diseñador, demostrando que su ropa podía lucirse en cualquier hombre sin importar su estilo. Fue gratificante ver cinco hombres vestidos con prendas que poco se ven en las calles colombianas en el día a día. Por ejemplo, uno de ellos, de tez oscura y estatura alta, lució un saco azul eléctrico que deslumbraba con cada paso por ser un color inusual entre los hombres bogotanos, pues el clima frío, según las reglas, es para colores neutros. En contraste los diseñadores presentaron otra versión del traje moderno en un modelo delgado y de tez clara, donde el negro se destacaba entre mates y brillantes, con un detalle de rosas azules para acentuar la sofisticación de los rasgos del diseño.

 

Al final, la propuesta que dejó esta pasarela es una motivación a intentar tomar los riesgos necesarios para explorar la multiplicidad de formas que también puede verse en la ropa masculina. Esta marca invita a los hombres a explorar un nuevo mundo en donde pueden divertirse al igual que lo han hecho las mujeres probando con nuevos estilos; a experimentar con colores y no limitarse al blanco, negro y azul, e intentar colores como el rosado, por ejemplo, que no es solo para las niñas. Existen mentes que están dispuestas a diseñar para quienes quieren hacer el salto de fe, la cuestión es querer saltar.

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *